Hoy te desvelo mi mayor sueño sin cumplir 🙊

13 curiosidades de otoño 22.001

Volvemos como cada otoño a nuestra cita semanal de los domingos y este ya es el quinto año que escribo estos emails.

Los tres primeros años la intención de escribiros cada semana era ayudarme (y de paso ayudarte) a sobrellevar la apatía otoño-invernal que me solía invadir. Lo hacía con un reto semanal que nos hiciera más amena la espera de la primavera.

El año pasado me propuse cambiar de actitud y en lugar de esperar la llegada de la primavera, decidí disfrutar también de lo bueno del otoño y el invierno. Cambié los retos semanales por reflexiones.

Y este año creo que ya estoy curada del todo. Siento que ya no necesito escribir un reto o reflexión cada semana. Supongo que los años nos van aportando madurez y sumado al hecho de que mi vida se haya ido estabilizando en los últimos años hacen que pueda afrontar mucho mejor la ausencia de buen tiempo y de flores. Pero no quería dejar de escribiros cada domingo, porque se ha convertido ya en una tradición para mí escribiros desde mi cama mientras veo como el sol se va poniendo en la montaña desde la balconera de cuarterones. Una vela, una playlist, y un par de horas por delante que voy a dedicar enteramente a escribir.

Este año en lugar de reflexionar voy a utilizar estos emails para hablaros sobre algún tema floral interesante, como cuando escribía el blog. Todo esto empezó con un blog, en el que escribía cuando podía sobre curiosidades florales, sobre floristas que me inspiraban, sobre flores o bodas. Y no se en qué momento dejé de hacerlo. En realidad sí se cuando fue, cuando esto empezó a crecer y mi tiempo iba todo dedicado a ejercer de florista más que a escribir sobre flores. Hubo una época en la que me negué a que el blog muriera y llegamos a tener a 3 personas escribiendo posts sobre los temas que yo proponía. Hasta que llegó un momento en que decidí que estaba pagando a otras personas por escribir lo que a mí me gustaría escribir en lugar de hacerlo yo y me propuse retomar la escritura, pero ese momento nunca llegó. Aquella fue la muerte definitiva del blog porque crecimos aun más y con tanto trabajo siempre había algo más importante que hacer, así que dejé de escribir completamente. 

Este año quiero recuperar ese gusanillo de buscar, descubrir, proponer, profundizar y escribir sobre cualquier tema que me inspire. Porque sin inspiración estamos muertos. 

Durante las 13 semanas de otoño os traeré cada domingo una Curiosidad Floral y un pequeño apartado con las novedades de Floritismo como apariciones en medios, cotilleos de cosas que vendrán y novedades de la tienda. Porque aunque me encante escribir, solo de las palabras no se come y aunque nunca me ha gustado vender, es necesario para que la rueda no deje de girar. 

Bienvenidos a nuestras Curiosidades Florales de la primera semana de otoño.

Empezamos.

Empezamos fuerte porque esta primera semana ya ataco uno de mis temas estrella. Hoy os voy a hablar de mi plan secreto a largo plazo, la verdadera finalidad de Floritismo y el sueño por cumplir que aun tardaremos años en convertir en realidad.

Es un plan a largo plazo porque es incompatible con dos niñas pequeñas, pero si algo he aprendido estos últimos años es que crecen rapidísimo. Hace poco tenía dos bebés colgando (literal, porque vaya dos lapitas que fueron las dos de pequeñas). Ahora tengo dos niñas cada día más largas, que cada día pasan menos tiempo en casa y me necesitan menos. Esta primera etapa de sus vidas me ha pasado en un suspiro y estoy segura de que lo que viene me pasará en otro suspiro más corto aun. 

El plan es que cuando nuestras hijas se independicen, hagamos las maletas y nos vayamos a recorrer el mundo Rubén y yo. Visitaremos jardines, estudiaremos el uso de las flores en las diferentes culturas y fiestas tradicionales, Rubén hará fotografías, lo documentaremos todo y escribiremos un libro. Casi nada mi sueño, ¿no creeis?, pero para eso están los sueños, para ser ambiciosos, o sueñas a lo grande o no sueñes.

Aun quedan muchos años para que llegue ese día, pero ya me conocéis, si empecé a preparar mi granja de flores viviendo en un rascacielos en un país de clima tropical dos años antes de que fuera posible plantar siquiera la primera semilla, no iba a ser menos con este proyecto.

Así que cada vez que encuentro un jardín interesante para visitar, lo guardo en mi lista de ” Jardines del mundo” de google maps. Me pierdo a veces viendo cómo son las calles en las que están estos jardines, como llegar desde el aeropuerto más cercano o viendo qué restaurantes o museos hay cerca para ir a comer después de la visita.

Alguno de los sitios que tengo guardados espero visitarlos antes de ese gran viaje, porque visto que la edad media de emancipación en España es de 29,5 años, aun me pueden quedar 22 años hasta que los pollitos abandonen el nido. Tendré 63 para entonces, casi la edad de jubilarme, el momento perfecto para dar la vuelta al mundo.

No os voy a desvelar todos los jardines que tengo guardados porque a día de hoy tengo 43 y no acabaríamos, pero hoy os voy a hablar de uno de ellos que creo (espero) que podré visitar en relativo corto plazo.

Se trata del Presby Memorial Iris Gardens

Es un jardín de 3,2 hectáreas, es decir, 4,5 campos de futbol y su particularidad es que únicamente se plantan flores de Iris. 

Se encuentra en Estados Unidos, cerca de New York, en el municipio de Montclair, de New Jersey. A unos 37 minutos de Manhatan en coche.

La temporada de floración de los Iris es en primavera, y en toda su extensión se plantan unos 10.000 ejemplares de esta flor. Es el jardín de Iris no comercial más grande del mundo.

Su historia se remonta a principios del siglo XX. Algo que siempre me ha generado muchísima curiosidad de los británicos y americanos, es que su pasión por las flores es tan desmesurada que existen varias Organizaciones Nacionales para cada tipo de flor que se os ocurra. Hace unos años en el Chelsea Flower Show descubrí la Sociedad del Delphinium y me explotó la cabeza de que algo así existiera. Y sí existe, para los Delphinium, los Guisantes de olor, las Dalias y para muchísimas flores más. Y me parece absolutamente precioso que varias personas se junten para proteger, divulgar y asegurarnos la continuidad de una flor. Ojalá en España tuviéramos este tipo de asociaciones.

El caso es que este parque surgió cuando uno de los miembros de la Asociación Americana del Iris, Frank Presby, falleció. Frank Presby llevaba años creando nuevas variedades de Iris y disponía de una colección envidiable de especies. Tenía la fantasía de algún día donar parte de sus bulbos a su ciudad, Montclair, para que fueran plantados en un parque, pero falleció en 1924 antes de poder llevarlo a cabo.

Tres años después de su fallecimiento, en 1927, su sueño se hizo realidad y se creo el Presby Memorial Iris Garden, con la finalidad de atraer visitantes a la ciudad, potenciar proyectos educativos y divulgar conocimientos sobre el cuidado, historia e hibridación del Iris.

Nueva York es un destino pendiente en mi lista desde hace mucho tiempo (como no, también tengo una lista de google maps con los sitios que quiero visitar en esta ciudad), y desde que descubrí este jardín quedé automáticamente enamorada de este jardín y de esta flor. Si tenéis oportunidad de visitar Nueva York en primavera antes que yo, espero vuestras fotos desde el Presby Memorial Iris Gardens.

Los Iris habían sido una asignatura pendiente para mí porque nunca los había cultivado. Recuerdo los del jardín de mi madre, que cada año salían en grandes cantidades en un color lila intenso con el centro amarillo y nunca me apasionaron. Como os dije el otro día, la vida es demasiado corta (y nuestros jardines a menudo demasiado pequeños) como para plantar flores que no nos apasionan.

Pero este año he redescubierto los Iris y por primera vez vamos a plantarlos en la granja, en dos variedades que ya estoy deseando ver: lila y azul pálido. Tengo el presentimiento de que va a ser una bienvenida por la puerta grande a esta flor porque estas dos variedades prometen mucho. Ya los adoro y aun no los he visto, y es que mirad como son:

La semana pasada lanzamos la nueva colección de bulbos y semillas en nuestra tienda online con nuestra selección de tulipanes, narcisos, ranúnculos, anémonas y muchas flores más. Solo puedo estar agradecida por todos los pedidos que recibimos todos los días, porque os aseguro que es dificilísimo mantener una tienda online en estos tiempos, y se necesitan muchos pedidos todos los días para mantenerla.

Por eso, cuando me llega un email con un nuevo pedido de nuestra tienda, no puedo evitar emocionarme y sentirme muy afortunada y agradecida a esa persona que nos ha apoyado con su compra, porque con cada venta, por pequeña que sea, nos aseguramos seguir aquí al menos un día más.

Así que siempre gracias tu apoyo, pero ahora más que nunca.

La próxima semana va a ser muy especial para nosotros porque un equipo del Canal De Casa nos acompañará unos días en casa, en la granja y en la tienda para grabar un programa sobre nosotros en esta cadena. Ya os lo contaremos cuando se publique para que podáis ver nuestro día a día más de cerca. Estamos felices por esta gran oportunidad y estamos deseando que lo veais.

Y con esto terminamos este primer email. Gracias por leerme y acompañarme esta tarde de domingo.

Te deseo una feliz semana y nos vemos en 7 días con la segunda Curiosidad Floral de Otoño.

Un abrazo,

Compartir

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment.

Relacionados