Las flores de otros

Fashion and flowers: Mark Colle, un florista de alta costura

Quería hacer un solo post con los 5 floristas más espectaculares del mundo de la moda, pero me estaba quedando demasiado largo así que he decidido dividirlo.

Si algo tienen en común los protagonistas de esta serie de posts es que entre sus clientes habituales están las marcas de alta costura y nos sorprenden por la magnitud de sus trabajos.

Para algunos son los mejores floristas del mundo, pero yo creo que es difícil conceder un título tan elevado así a la ligera. ¿Los más mediáticos?, si, ¿sus trabajos son los más espectaculares?, también, ¿marcan tendencia? estoy segurísima.

 

Os los presento ordenados por orden de “espectacularidad” de sus creaciones, según mi criterio. Empezamos hoy con Marc Colle, como el más espectacular de todos.

 

MARK COLLE

Él es belga, de Amberes, empezó en el oficio con 15 años y hace 6, al cerrar la floristería donde trabajaba, sus clientes le animaron a abrir la suya propia, así que no se lo pensó dos veces y creó Baltimore Bloemen. Entremedio estuvo trabajando como florista en Baltimore (de ahí viene el nombre) y en Amberes. Su flor favorita es la dalia y se auto define como el “florista de lo feo”. Le gusta comprar flores feas o pasadas de moda como orquídeas y rosas y darles un giro creando algo asombroso.

 

Su ascensión al trono de los floristas es bastante reciente y fué gracias a Raf Simons, diseñador que confió en él la decoración de su último desfile para Jil Sander y el primero para Dior.

 

En el desfile de Jil Sander, utilizó únicamente 6 arreglos y los puso dentro de unas urnas de plexiglas repartidas por la pasarela. El resultado:

 
Mark Colle

Fotos cortesía de Mark Colle para http://www.anothermag.com

Por cierto su web es la caña, es rollo bershka que cuando entras de golpe te apetece pedirte un cubata…

 

Su trabajo más espectacular y el que marco un antes y un después en su carrera, fue el desfile de Dior Haute Couture Fall Winter 2012. Raf Simons no pudo tener mejor presentación, y desde entonces y gracias en parte a las flores de Mark, se asocian sus diseños con la feminidad y delicadeza.

Mark Colle

Imaginaos cinco salones de una mansión de Paris en l’Avenue d’Iena, cubiertos del techo al suelo con un millón de flores, de 22 especies: peonias, solidago, dalias, claveles, delphiniums, orquídeas y rosas de diferentes tipos. 40 floristas trabajando juntos para lograr montar toda la instalación en sólo tres días. Me recuerda a la boda Magdalena de Suecia que os contaba aquí

Mark Colle

 

 

Aquí os dejo algunas fotos del making off que si os interesa podéis ver en vídeo aquí.

Mark ColleMark ColleMark Colle

Las cinco salas estaba conectadas y las modelos, que llegaban por una escalera estilo “Lo que el viento se llevó”, entraban por una sala azul (paredes cubiertas de delphinium), pasaban a otra en tonos rosados amarillos, coral y burdeos (hecha con rosas, peonias, dalias y claveles), luego a una verde y amarilla (de solidago), de ahí a la blanca (de orquídeas) y por último una en tonos rosa, rojo y naranja y verde (rosas, peonias, dalias y claveles). Podéis ver el desfile en vídeo aquí.

Mark Colle

Mark Colle

Todas las imágenes del montaje extraídas de aquí.

Y a partir de aquí no dejaron de ofrecerle trabajos del mundo de la moda, para marcas como Dries Van Notten, Ann Demeulemeester, Hermés y Viktor and Rolf. Seguiremos de cerca su trabajo porque seguro que dentro de poco volverá a sorprendernos con algún montaje increíble.

 

 “Las flores y la moda tienen la misma naturaleza efímera y por ello existe sinergia entre ambas, la moda se mueve rápido, las flores son similares, vienen, florecen y se van. No puedes mantenerlas para siempre.”

 
Mark Colle

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *