Semana 8 de 13. Vibrar con lo que haces.

Hola y feliz noche.

Hoy sí os escribo de noche y además con tormenta incluida. Este fin de semana lo hemos exprimido al máximo y se me ha echado el tiempo encima. Otras semanas también pero siempre me dejo el email medio escrito y lo remato el domingo. Esta semana lo he dejado todo para el último momento, pero la falta de tiempo la supliré con extra dosis de inspiración, después de un día muy bonito.

Aun resuenan en mi cabeza las risas que han llenado la casa todo el día, y es que solo hace unos minutos que mis mejores amigas y sus familias se han marchado.

Con ellas es como si nunca pasara el tiempo, aunque en realidad ha pasado demasiado desde la última vez que nos vimos sin prisa. Mucho tiempo y una pandemia. Pero como siempre ocurre con los buenos amigos, parece que fuera ayer cuando nos vimos por última vez, y cuando nos hemos despedido, ha sido como si mañana tuviéramos que volver a vernos.

Como siempre, nuestras hijas lo han pasado bomba con los hijos de mis amigas, y a mí me encanta que sea así. En general me pasa con todos nuestros amigos, que me maravilla que nuestros hijos se lleven tan bien, pero sobretodo me pasa con ellas, que son mis amigas desde que éramos pequeñitas y tenemos tantos recuerdos juntas.

Es absolutamente inspirador ver como los niños se relacionan entre ellos y como disfrutan del tiempo con intensidad. Cuando han llegado, como siempre ocurre con los niños que son un poco tímidos, apenas se hablaban. Pero a la que han pasado unos minutos han empezado a romper el hielo, y a pesar de ser de diferentes edades, han terminado jugando y riendo como locos. Al final los más pequeños no se querían ir, querían quedarse a vivir en mi casa, con Emma y Lara.

Justamente de esa magia interior que solo tienen los niños (y pocos adultos) estuvimos hablando ayer en el evento de presentación del nuevo libro de Anna Llenas, “La joya interior”. Aun está en preventa pero tuvimos la suerte de poder asistir al evento de presentación del libro con las niñas y de escuchar el cuento directamente explicado por su autora, con sus comentarios y matices. Y tengo que admitir que fue como si me dieran un gran “collejón”. A mis hijas les encantó el cuento y todas las actividades que hicieron después. Pero yo pensé que es un cuento mucho más profundo y mucho más orientado a “regañarnos” a los padres que dirigido a los pequeños. Justamente a ellos no les falta esa conexión con su “joya interior”, viven constantemente conectados con su esencia, vibran con todo lo que hacen, ya sea dibujando, leyendo, jugando con sus juguetes, con pinzas de tender la ropa o incluso con dos piedras. Los niños están conectados de serie.

Pero… ¡Ay los adultos!

Los adultos estamos desenchufados. Y perdón por el spoiler pero es que hay una página del libro que me impactó profundamente, que muestra un cuerpo humano dividido en dos, en el que en una parte sale la clavija del enchufe y en la otra se puede observar la parte agujereada. Las dos partes completamente desconectadas.

Os dejo la imagen aquí, ya que está publicada en amazon, así que no creo que se considere spoiler:

Me ronda esa imagen desde ayer en la cabeza y me hace sentir mal, culpable por no sentir esa conexión y por no valorar lo suficiente a mis hijas que sí la sienten, y es pura magia. Culpable por no estar a su altura y andar siempre preocupada por aspectos más del día a día en lugar de disfrutar de ellas y como lo hacen ellas, de cada momento que pasamos juntas.

Y justo le contaba esta reflexión a mi amiga N, que es una de las personas más inspiradoras que conozco, y antes de que pudiera decirle que me sentía desconectada de mi joya interior y que envidiaba como mis hijas lo disfrutaban todo con intensidad, me ha mandado a callar y me ha dicho: “No conozco a nadie que vibre más que lo que vibras tú con tus flores”.

Es cierto que las flores me hacen vibrar, que son mi joya interior y que cuando me dedico a ellas todo está conectado y todo fluye. El tiempo me pasa volando y todo es fácil. Cuando llega algo nuevo a la tienda que se que os va a encantar, el corazón me palpita a mil por hora (como ha pasado esta semana con varias cosas que luego os cuento). Justo exactamente igual que cuando mis hijas están jugando absortas en su mundo de fantasía y se inventan personajes imaginarios y se les pasa el tiempo volando.

A medida que nos hacemos mayores vamos perdiendo esa joya interior, esa conexión con nosotros mismos que nos hace vibrar y que hace que todo fluya. Pero lo bueno que nos cuenta el libro es que podemos recuperarla. Yo tengo la gran suerte de tener un trabajo que me hace sentir conectada, y desde hace un tiempo, cuando empecé a correr, a nadar y a salir en bici con más regularidad, sentí esa conexión también cuando hago deporte. Ahora solo me falta conseguir fluir el resto del tiempo.

Esta semana reflexionaré y trataré de conectar conmigo misma y de disfrutar y dejarme llevar en todos los aspectos de mi vida, no solo en los que más me gustan. Teniendo como ejemplo a mis dos hijas, y a mi marido, que es un poco como ellas y disfruta de todo lo que hace, lo tengo mucho más fácil. 

Os recomiendo esta semana la lectura de este libro de Anna Llenas, que aunque sea para niños, creo que todos los adultos deberían leerlo.

Y ahora sí, os dejo con esas novedades que me han hecho vibrar mucho esta semana:

Jacintos en Macetero - Floritismo

Esta semana tenemos muchas novedades que contaros así que vamos por partes:

– El jueves nos llegó un camión lleno de jacintos en los maceteros Liberty, en todos los colores y tamaños. No se porque los de color hueso (los segundos de la foto), son los que más os han gustado y ya se han agotado. El resto están volando literalmente mientras os escribo estas palabras, pero seguro que aun puedes conseguir alguno. Lo tenemos también en rosa clarito, que no aparece en esta foto pero es espectacular también.

– Tenemos un nuevo ramo de eucalipto en la tienda que me ha encantado. Esta variedad de ecualipto cinerea da un colorido diferente conservando su elegancia. El eucalipto es de colores azafrán, rubí y melocotón.

– El próximo miércoles a las 21.00h lanzamos nuestra colección de Navidad, que muchos ya lleváis días pidiéndolo. Este año habrá novedades y no digo más, que luego chafo la sorpresa.

– Esta semana nos han llegado los rosales de Kordes, que empezaremos a enviar mañana lunes a todos lo que no los hayáis pedido junto a Meilland, Tantau o David Austin. El resto de rosales llegan a final de mes, así que aun tendréis que esperar. Las raíces de peonías nos llegan la semana del 22, así que ya queda poco para empezar a enviar los pedidos con peonías también. Me muero de ganas de empezar a sacar pedidos, que tenemos un atasco importante de pedidos parados y no duermo tranquila teniendo tantas cosas pendientes… Si tienes un pedido en espera y quieres añadir algo más, recuerda que puedes hacerlo con el código “ampliarpedido” y poniendo en comentarios el número del pedido anterior. Estaremos encantados de juntar los dos pedidos (o tres o cuatro, que también los hay), y devolveros los gastos de envío si os los habíamos cobrado y ahora sumáis más de 60€ de gasto.

– Os contamos en primicia y os dejamos link a nuestros nuevos productos estrella: los guantes y cuadernos con estampado Floritismo. Hemos preparado varios packs de regalo para “Flower Lovers” o para “Plant Lovers” con la idea de que sean un regalo alucinante estas Navidades, pero parece ser que algunos ya los han descubierto en la web antes de que lo anunciemos y también están volando. ¡Nunca dejáis de sorprenderme! aunque no me extraña porque son taaaan bonitos… !Qué falta hacían unos buenos guantes con estampados bonitos!

Y aquí terminamos la reflexión y novedades de la semana 8. Ya solo quedan 5 semanas de otoño.

Gracias por leerme y acompañarme de nuevo esta noche de domingo.

Te deseo una feliz semana y nos vemos la semana que viene.

Un abrazo,

Compartir

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment.

Relacionados