Las flores de otros

10 novelas para “florahólicas”

el lenguaje de las flores

Yo aviso. En todos mis talleres floritistas, lo primero que digo es que las flores crean adicción. Que luego no me venga nadie a pedir responsabilidades, que yo he avisado.

Las flores crean adicción, cultivarlas, arreglarlas y desArreglarlas, tenerlas en tus manos, comprarlas, regalarlas, mirarlas o simplemente leer sobre ellas. Un día compras unos claveles en el super, al otro estás buscando en google cómo plantar tulipanes y al siguiente estás comprando dalias XXL en mi tiendita porque las que hay en el garden te parecen demasiado “mainstream”. Sin darte cuenta, pasito a pasito, te has convertido en una “florahólica“. Ya eres adicta a las flores. Bienvenida al club.

Mas o menos cuando empecé a escribir este blog empecé también a coleccionar libros sobre flores, porque aunque en internet puedes encontrar casi de todo, no hay nada como un libro especializado para aprender sobre el tema que quieras. Y personalmente prefiero tener el libro en mis manos, subrayarlo, ponerle post-its, que no estar delante de una pantalla. Soy de las que piensa que si vas a dedicarte a algo, al menos hazlo sabiendo del tema, y si no tiene que salir, al menos que no sea porque no has puesto de tu parte.

Gracias sobretodo a amazon y a unos viajes a Miami a Londres, con paradas obligadas en librerías, conseguí tener una buena colección de libros sobre la materia. Casi todos mis libros sobre flores hablan de técnicas de floristas, enseñan arreglos de floristas famosas, o hablan sobre el cultivo de flores para usar cortadas. Otro día si queréis os puedo hacer un listado de estos libros mas digamos, técnicos, pero no es el objetivo del post de hoy.

Últimamente me estoy desenganchando. Lo estoy dejando. Lo de comprar libros sobre técnicas y cultivo, digo. No es que ya no me interese el tema, es que ya no me cabe mas información en la cabeza. Sobre cultivo estoy aprendiendo muchísimo cultivando yo misma y experimentando lo que funciona y lo que no, Esta es mi tercera temporada plantando flores y ya mis libros de cultivo apenas los toco si no es para consultar sobre alguna nueva flor.

Ahora todo son flores en mi vida, a todas horas. En mis redes sociales, en mi ordenador, en mi día a día, en mis emails. Todo son flores y eso es demasiado hasta para mí, así que en mi tiempo libre necesito ver series o leer libros sobre vidas normales y problemas cotidianos.

Pero no es fácil desengancharse y creo que no es algo que se consiga de un día para otro, así que para no ser tan drásticos, he estado buscando novelas y pelis cuyo argumento no esté basado en flores pero que sí que aparezcan de alguna manera. Y de eso habla el post de hoy, sobre novelas sobre floristas o gente que cultiva flores. Lo de las pelis también lo dejo para otro post porque sino me quedaba demasiado largo.

Ya os hablamos hace tiempo por aquí de una novela muy inspiradora para mí: El lenguaje de las flores. Y a raiz de ese post, mucha gente me pidió que recomendara mas novelas sobre flores, así que el otro día hice una encuesta en stories y aquí estoy, con un listado de 10 novelas para “florahólicas“, adictas a las flores como yo.

Ahora que se acerca Sant Jordi, si no tenéis claro que libro pedir, podéis hacer click en alguna de mis recomendaciones. Os dejo las reseñas de cada libro para que lo tengáis mas fácil para elegir. Estas reseñas no están escritas por mí, son las reseñas de la editorial, porque no me he leído todos estos libros, solo algunos, así que si los leéis, me encantará saber vuestra opinión.

 

1. La cultivadora de rosas, de Charlotte Link

La joven Franca Palmer está pasando por un mal momento. Su matrimonio está en crisis y ella no se siente a la altura de las exigencias de su esposo. De buenas a primeras abandona su confortable hogar de Berlín y se marcha a Guernsey, la preciosa isla del Canal de la Mancha donde espera encontrar el sosiego necesario para reordenar su vida. Al poco de instalarse en una sencilla habitación en el viejo invernadero de rosas de Le Variouf, nace una curiosa amistad entre ella y su anfitriona, Beatrice Shaye, una mujer entrada en años que desde hace mucho tiempo comparte una espléndida finca con otra mujer mayor, Helene Feldmann, esposa de un oficial de las tropas alemanas que ocuparon las islas del Canal en 1940. En aquel entonces, Helene y su esposo encontraron a Beatrice abandonada en su casa y la adoptaron como hija propia. Sin embargo, desde un principio, los Feldmann compitieron por el favor de la niña, puesto que Erich no sentía más que desprecio por su mujer. Por eso, cuando el militar murió el uno de mayo de 1945, las dos mujeres creyeron haber dejado atrás un periodo atormentado de sus vidas. Pero ahora, otro día primero de mayo, una sombra se cierne sobre el invernadero de rosas.

2. No me dejes de Maxim Huerta

«Al señor Dominique Brulé le gusta llegar de noche a su floristería. Siempre cierra los ojos antes de encender las luces y les da un tiempo a sus plantas para que se coloquen porque imagina que han estado toda la noche mezclándose unas con otras. Nunca las pilla en movimiento, un día sucederá. Cuando inauguró la tienda pensó encerrarse y dejarse morir, pero al ver que las tímidas siemprevivas sobrevivían sin agua después de semanas sin atención alguna, se dio cuenta de que él también podría vivir sin su amor».

L’Étoile Manquante, la floristería del señor Dominique, es el lugar preferido de Mercedes y Tilde, dos españolas que llevan más de cuarenta años trabajando en Francia. Las dos creen que están solas, porque a Mercedes la abandonó su marido nada más cruzar la frontera y Tilde no fue capaz de encontrar a quien la quisiera. Un buen día, se instala en sus vidas un huracán encarnado en la joven Violeta, que llega de Madrid huyendo de un amor que se empeña en perseguirla.

3. El tulipan negro, de Alexandre Dumas

Los hermanos De Witt, protegidos del gran rey Luis de Francia, encuentran la muerte a manos de la enloquecida población de La Haya, que los cree culpables de conspiración. Pero antes de morir dejan a su ahijado Cornelius unos comprometedores documentos que lo llevarán a la cárcel. Allí, en compañía de la joven Rosa, se afanará en conseguir lo que más desea en el mundo: el bulbo del tulipán negro.

4. El día que sueñes con flores salvajes. Paola Calasanz

Flor es una fotógrafa española de éxito que vive en Nueva York, adicta a la moda, a las redes sociales y a los lujos de la Gran Manzana, hasta el día en el que Jake, un sureño muy especial, se cruza en su camino. Juntos vivirán un romance apasionado, un proceso de crecimiento personal y un momento de inflexión que hará que ambos tengan que tomar la decisión más importante de sus vidas.

Una historia que te emocionará, que te hará descubrir que no todo está en la red ni en cómo nos mostramos en ella y que te conectará con la naturaleza de un modo único. Porque allí están las claves para saber quiénes somos realmente. Porque el día que sueñes con flores salvajes empezarás a ver la vida de una manera distinta.

5. El lenguaje de las flores, de  Vanessa Diffenbaugh

Inspirándose en el sofisticado código que la sociedad victoriana utilizaba para expresar sentimientos por medio de las flores, Vanessa Diffenbaugh narra el viaje emocional de una joven californiana que, marcada por una dolorosa historia personal, encuentra en este peculiar lenguaje el medio para recuperar su capacidad de confiar y amar a sus semejantes. Recibida con entusiasmo por la crítica y los lectores —en Italia se han vendido más de cuatrocientos mil ejemplares—, la novela se ha publicado en treinta y seis idiomas. A los dieciocho años, tras una vida entrando y saliendo de numerosos hogares de acogida y pisos tutelados, Victoria Jones está obligada por ley a emanciparse.

Se ha convertido en una joven introvertida y arisca, y sólo en su pasión por las flores se vislumbra un camino de salvación. Así, tras encontrar trabajo en una floristería, se cruza con un joven a quien conoció diez años antes, durante la época en que vivió en casa de Elizabeth, una madre de acogida que le enseñó el lenguaje de las flores. El misterioso joven conoce un secreto que atormenta a Victoria, pero sólo ella puede arreglar cuentas con el pasado, y aunque es capaz de expresar los sentimientos de los clientes con hermosos ramos, aprender a interpretar sus propias emociones será la única manera de deshacerse del enorme peso que arrastra desde niña y que le impide encontrar la felicidad.

6. El jardin secreto, de Frances Hodgson Burnett

Una epidemia de cólera en la India colonial mata a los padres de Mary y la deja huérfana. Mary vuelve al Reino Unido a vivir con un tío suyo llamado Archibald Craven, viudo y con un hijo enfermo, en una lujosa mansión de Yorkshire, en la que viven sumidos en un ambiente irrespirable. Para mayor desasosiego se le unen las malas artes de la señora Medlock, la estricta ama de llaves . Sin embargo, descubrirá un refugio para ella y sus nuevos amigos: Colin, su primo discapacitado y caprichoso, Dickon, un muchacho ingenuo, bondadoso y gran protector de los animales, Los tres niños, con su buen corazón y el petirrojo rehabilitan el lugar que a su vez les ayudará a construir una relación especial, que cambiará sus destinos para siempre.

7. Mujeres que compran flores, de Vanessa Montfort

En un pequeño y céntrico barrio de la ciudad hay cinco mujeres que compran flores. Al principio ninguna lo hace para sí misma: una las compra para su amor secreto, otra para su despacho, la tercera para pintarlas, otra para sus clientas, la última… para un muerto. La última soy yo y ésta es mi historia.

Después de la pérdida de su pareja, Marina se da cuenta de que está totalmente perdida: había ocupado el asiento del copiloto durante demasiado tiempo. Buscando empezar de cero acepta un trabajo provisional en una curiosa floristería llamada El Jardín del Ángel. Allí conocerá a otras mujeres muy diferentes entre sí, pero que, como ella, se encuentran en una encrucijada vital con respecto a su trabajo, sus amantes, sus deseos o su familia. De la relación entre ellas y Olivia, la excéntrica y sabia dueña del local, surgirá una estrecha amistad de la que dependerá el nuevo rumbo que tomarán sus vidas.

8. The surprising life of Constance Spry, de Sue Shephard

La mayoría de la gente de hoy, si han oído hablar de ella, asocian a Constance Spry con el libro de cocina que lleva su nombre. Pero Connie era mucho, mucho más que la autora de un libro de cocina de gran éxito de ventas. Ella era profundamente poco convencional, extremadamente encantadora y muy decidida; La vida de Spry la llevó de las calles secundarias del Derby victoriano a dirigir un negocio enormemente exitoso como la floristería elegida por la más alta de la alta sociedad, organizando las flores para las bodas reales y de hecho para la coronación de la reina. Sufrió un primer matrimonio violento, tuvo un romance lésbico con una artista travesti y fue una pionera de las mujeres trabajadoras en un momento en que pocas mujeres tenían carreras. Sue Shephard cuenta su extraordinaria historia con perspicacia, ingenio y estilo. 

9. La florista de la calle Huertas, de Lola de Castro

Las creencias y la falta de autoestima nos impiden muchas veces conseguir aquello que queremos, el miedo y la opinión de las personas que nos rodean hacen que nos conformemos y sigamos en un estado no deseado. Los riesgos del emprendimiento, los fallos que cometemos a la hora de emprender. Una aventura personal y enriquecedora que la autora describe basada en su propia experiencia y realidad. Este relato basado en una historia real y de nuestro tiempo nos ayuda en la toma de decisiones y nos alenta a conseguir aquello que deseamos de una manera ecológica, adentrándonos en los principios del coaching.

10. El secreto de la orquídea, de Lucinda Riley

De niña, Julia Forrester pasaba horas en el invernadero de Wharton Park haciendo compañía a su abuelo, el jardinero de la hermosa mansión aristocrática. Años después, tras perder lo que más sentido daba a su vida, Julia busca consuelo en ese escenario que marcó su infancia. Pero Wharton Park es una sombra de sus días pasados y Kit Crawford, el último heredero de una gran familia, se ve obligado a ponerla en venta. Entre los objetos subastados se encuentra la acuarela de una rara orquídea, procedente de Tailandia, que pronto despertará en ella recuerdos enterrados. Poco después, un sorprendente hallazgo en las dependencias de los criados suscita nuevas preguntas que solo su abuela, antigua doncella de la finca, podrá responder.

Y hasta aquí el listado de novelas para “florahólicas” de hoy. Espero que os haya gustado y estaré encantada de saber vuestra opinión si leeis alguno de estos libros.

Un abrazo,

 

1 comentario

  1. Conchi
    19 mayo, 2018

    Qué buena selección Anna! Sin duda compraré algunos… hace poco he empezado a leer “Mujeres que compran flores” pero no llevo lo suficiente como para opinar… pero si te cuento que aprovechando que hace una mañana preciosa, me he sentado a leer el post en la terraza y todo el tiempo estoy oliendo las flores de azahar recién abiertas de mi naranjo, mi aroma preferido en el mundo! Flores y más flores… qué placer más gratificante!

    Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ROSALES DAVID AUSTIN: Los rosales David Austin y productos de la marca solo están disponibles bajo reserva. Se enviarán a partir de noviembre de 2.018 Descartar