Ramos de novia

El ramo de… Kate Moss – Ramos de novias famosas

KATE-MOSS-WEDDING-BOUQUET

Empezamos la sección: «El ramo de…», donde iré analizando y descomponiendo como fue el ramo de novia de algunas famosas, celebrities, bloggers o chicas que me hayan gustado. 

 

Cuando veo un ramo en alguna revista o blog, o me gusta o me horroriza, pero no sabría decir exactamente el porqué. Por eso quiero investigar un poco y analizar algunos de esos ramos que me llaman la atención (por bonitos o por feos), ver los diferentes tipos de flores, que floristas los han hecho y porque me gustan o me dan repelús.

 

Empezamos con la boda rockera por excelencia: la de Kate Moss en 2011 con Jamie Hince, guitarrista de «The Kills». Y la Moss de amor por el rock tiene un rato, porque unos años antes de estar con Jamie, también estuvo con otro «figura» del mundillo, Pete Doherthy, ex-líder de los The Libertines, con el que estuvo a punto de casarse alguna vez pero no llego a hacerlo.

 
 

Os dejo esta canción para ambientar el post, como no, de The Kills, que está formado por Jamie (el marido de Kate) y su ex, Alison Mosshart. Se rumorea que en la boda, Alison, que seguía enamorada de él, bebió demasiado y montó un numerito de celos. Y eso que era una de las damas de honor. Resulta que en el discurso habló de más de lo ligerita que es la Moss y le tuvieron que apagar el micro. Muy típico de peli americana…

Pero volvamos a Kate & Jamie, que entre ex y ex nos vamos por las ramas. Se casaron en St Peter’s Church en Gloucestershire (UK), en la campiña inglesa, una boda muy bucólica, con montones de coronas de flores, niñas y niños vestidos de pajes por todas partes, coches vintage,  mucho invitado con traje de Paul Smith, todos corriendo por el campo, muy indie todo…

 

Circulan por la red varias fotos de Mario Testino de ese día, y si queréis que os diga lo que pienso parece más una producción para una editorial de Vogue que una boda… Me imagino que asistir a una boda de este estilo, con tropecientos mil invitados y de tres días de duración, debe ser como ir al festival de Benicássim pero con taconazo. De hecho en UK bautizaron a la boda como «Mosstock» (en referencia a Woodstock, claro).

El ramo de Kate era pequeñito y sencillo, de tipo ramillete, redondito, con poca flor y los tallos cortos, fácil de llevar. Es un tipo de ramo típico de la época victoriana, ya que por entonces importaba mucho el significado de las flores, más que no el tamaño del ramo. Por entonces utilizaban como un cuerno o cono plateado a modo de empuñadura, llamado «tussie mussie», poco práctico a mi entender, si lo que buscas es un ramo pequeño y ligero. Se ha criticado que era demasiado pequeño para lo alta que es, pero a mí me parece perfecto, nada ostentoso, muy acorde con el estilo de la boda, sencillo pero elegante.

El tamaño es ideal si pretendes pegarte unas carreras por el campo…

Kate Moss wedding

Veamos que flores llevaba el ramo:

Kate Moss wedding bouquet

Hay varias opiniones en la red sobre que flores llevaba el ramo, algunas equivocadas, he llegado a leer en varios sitios que el ramo llevaba margaritas?!?!?! Supongo que se confunden con los ramos de las damas de honor que si eran de margaritas.

                              

Hasta donde yo puedo llegar, las flores que se ven son:

 
  • Rosas vintage en blanco hueso y diferentes tonos de rosa pastel.
  • Lisianthus blancos y rosas pastel
  • Muguet o en inglés «Lily of the valley»
  • El toque verde lo pone la Alechemilla Mollis  
  • Hay otra flor blanca que dicen que es una camelia pero no estoy muy segura.

Los tonos utilizados eran muy pastel con un toque verde manzana-ácida. Esta es la paleta de colores usada en el ramo:

Kate Moss wedding bouquet

Y por último, la floristería encargadas del ramo y de toda la decoración de la boda fue «Scarlet and Violet», del barrio londinense de Nothing Hill, una flowershop de esas tan monas y vintage que cuando pasas por delante te quedas embobada y te lo llevarías todo para tu casa.

Kate Moss wedding bouquet

Fotos sacadas de flowerona y del blog de Berta Bernad

 
 

Como conclusión, un ramo de rosas en tonos pastel es como un comodín, gusta a todo el mundo, pero tiene poco carácter y podría parecer demasiado sencillo para la boda de una celebritie. Al añadir el muguet se le da un toque mucho más nupcial, más de pureza, que a pesar de ser una boda rockera-festivalera, no dejaba de ser una boda… Y el toque gamberro y de contraste a tanto pastel y tanta pureza, lo da el verde de la alchemilla. A mí, a primera vista me gustó, me entró por los ojos, supongo por la sencillez.

 

Y hasta aquí mi primer análisis de ramo. Espero que os haya gustado y por favor, corregidme si he dicho algo incorrecto.

 

Besines!

 

*todas las fotos de la boda son vía vogue.com

Si quieres ver otros ramos de novias «desmontados», tienes los siguientes para elegir:

                           

 

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.