my flowers

Mi balance de 2016

floritismo

No soy muy partidaria de escribir un post para soltar el rollo con todo lo que he hecho este año, porque han sido muchas cosas, y mas o menos, ya os lo he ido contando todo por aquí y sobretodo por instagram. Pero, aunque ya estemos a día 15, si creo importante escribir un breve post para cerrar el año, y para empezar con buen pie 2017. Tampoco soy muy partidaria de las listas de propósitos, porque ya van muchos años haciéndolas y nunca se cumplen, así que este año las evito.

Para mí 2016 ha sido el año en que mas camino hemos recorrido hacia la estabilidad. Es como si hubiera empezado el año en un barco a la deriva en aguas turbulentas y lo hubiera acabado navegando plácidamente con el rumbo muy definido hacia un puerto seguro.

 

Cuando empecé el año no tenía ni idea de como iba a ser nuestra vida en los siguientes meses, era todo una incertidumbre, no sabíamos dónde íbamos a vivir, ni a que cole iba a ir Emma en septiembre, ni si íbamos a tener trabajo con Floritismo. Pero encontramos nuestra casa, o ella nos encontró a nosotros. El cole de Emma no es el que habíamos elegido y tampoco pasó nada. Y de trabajo no me puedo quejar, porque a pesar de empezar el año con la incertidumbre de no tener nada contratado, no paré ni un día de trabajar como una loca.

Un año después, la perspectiva de cara a 2017 es bastante diferente, tenemos la casa de nuestros sueños y en unos meses podremos mudarnos por fin, y el trabajo pinta muy pero que muy bien, con muchas bodas ya confirmadas, talleres llenos y lista de espera para diseñar jardines.

floritismo

Empiezo a tener la sensación de que la incertidumbre se está esfumando, y cada vez todo está mas definido, y por un lado siento un gran alivio, pero por otro, me da miedo que llegue la tan ansiada estabilidad porque ya no se si sabré convivir con ella o me aburriré.

En todo caso, aunque ahora mismo no me vendría nada mal algo de aburrimiento, tengo planes B de sobra por si algún día me veo inmersa en una vida rutinaria.

Lo mejor de este 2016 es que llevo muchos meses con esa sensación que tienes unos días antes de irte de vacaciones, como de que por fin llega el momento que durante tanto tiempo has estado esperando, de que todo lo que te queda por vivir es bueno. Y para 2017, mi único deseo es mantener esa sensación.

 

Como esa frase de aquella canción de Dorian:

 

 

“… y de la vida que soñamos, aun nos queda lo mejor.”

 

 

Aunque vaya 15 días tarde, os quiero desear también un feliz año.

 

 

 

 

 

P.D.: os dejo un breve repaso de las cosas mas significativas que hice en diciembre:

 

1 comentario

  1. Marta
    15 enero, 2017

    Anna, realmente es impresionante el camino recorrido en un año. Me encanta acompañarte en el camino, aunque sea en la distancia.
    Enhorabuena. De corazón.

    Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *