floripedia, my flowers, Ramos de novia

Mi ramo de novia de peonías. La Floripedia parte 1.

Mi obsesión por las flores nació gracias a las peonías, el día 1 de junio de 2012.  Todo empezó el día antes de mi boda. No tenía claro como iba a ser mi ramo de novia y no me preocupaba nada, me apetecía llevar algo sencillo pero no sabía que. En general toda mi boda fue así, la empezamos a organizar 3 meses antes, sin agobios, sin ningún objetivo prefijado y gracias a no tener grandes expectativas, quedamos todos super contentos de como quedó. Al final fue una boda de esas de 200 personas y 50 niños. Improvisada pero no faltó de nada y lo volveríamos a hacer igual si nos casáramos ahora.

Con tan poco tiempo, las flores eran secundarias. Visité varias floristas y sólo me sirvió para saber lo que no quería. No me gustaban los ramos super montados y rígidos, en forma de bola perfecta y con toques de verde colocados estratégicamente. No iban conmigo y por ello decidí improvisar, así que el día antes de mi boda me paseé por una floristería que tiene muchísima variedad de flores, vi estas peonías, me enamoré de ellas y me las llevé. Me sonaban un poco por Blair Waldorf (la prota de Gossip Girl) pero no estaba muy segura de si era la misma flor.

La tarde anterior a la boda me quedé sola en casa, les corté los tallos y las hojas e hice mil y una pruebas hasta que conseguí colocar las flores de forma decente. Es complicado así que toda mi admiración y respeto hacia las y los floristas, hacer un ramo lleva mucho trabajo y tienes que saber ciertos truquillos. Yo pude hacerlo así porque soy de naturaleza relajada y me gusta improvisar, y sé que si no me sale lo que tenía previsto será otra cosa, y no pasa nada. Pero si eres de las que lo quiere tener todo controlado no te recomiendo hacer tu propio ramo de novia el día antes de la boda porque te puede salir un churro y ese día no estás para sorpresas.

Ramo de novia de peonias

Fotos de Flaminia Pelazzi.

El ramo ya os lo enseñé el otro día en Instagram, pero aquí podeis verlo mejor. Llevaba 12 peonías Sarah Bernhardt y nada mas. Lo até con cinta de florista y por encima le puse un trozo de tul blanco para tapar parte del tallo, aunque dejé la zona inferior vista. Para que se aguantara el tul, le dí unos puntos con una pistola de silicona. No sé si es lo más habitual en floristería pero a mí me aguantó genial todo el día.

El ramo fue un éxito, a todo el mundo le encantó y yo recuerdo que les decía a todos: “¡¡Lo he hecho yo misma!!”, con una sonrisa de oreja a oreja. Después se lo regalé a mi hermana y lo tuvo muchísimos días en casa fresco como el primer día. Me casé un 2 de junio, en plena temporada de peonías así que se nota que eran de calidad. En ese momento no me preocupaba por esas cosas así que no pregunté de donde venían estas peonías, así que no se deciros si son nacionales o vienen de fuera.

Ramo de novia de peonias

Fotos de Flaminia Pelazzi.

El momento de preparar el ramo fue unos de los mas bonitos de mi vida. La sensación de hacer algo tan bello con tus propias manos es increíble. El olor de los tallos recién cortados, el aroma que desprendían las peonías… Recuerdo que el suelo de mi cocina quedó verde, tapizado de hojas y tallos y nunca me ha gustado tanto barrer como ese día esos tallos. 

 

Desde entonces empecé a comprar flores siempre que podía para regalar o para decorar mi casa, y lo sigo haciendo a día de hoy, prácticamente todas las semanas. Ese momento es el que me empujó a querer saberlo todo sobre flores, pero sobretodo aprendí a disfrutar con lo que estoy haciendo en cada instante. Decidí que mi tiempo es mío y lo emplearé en hacer cosas que me guste hacer y valgan la pena, y sobretodo que sean para mí. Porque uno solo de esos momentos te conecta mas contigo misma que toda una vida de rutinas y pasos en falso. 

Ese momento y esas doce peonías marcaron un antes y un después en mi vida. Y lo recreo, y lo disfruto, cada vez que compro flores y las preparo para colocarlas en un jarrón.

Mañana el post estará dedicado a otras novias con ramos de peonías, porque el de hoy me ha quedado tan largo que he tenido que volver a recortarlo. Si también te casaste con un ramo de peonías y te apetece compartirlo aquí, puedes enviarme tus fotos o bien añadirlas a instagram con el hastag #clubdefansdelaspeonias.

¡¡Un abrazo y feliz semana!!

Anna

 

No te pierdas el resto de capítulos dedicados a la peonía, aquí tienes un resumen:

4 comentarios

  1. Avva Garden
    19 mayo, 2014

    Muchas gracias Susana, me alegro mucho de que te guste. Y si te animas y te apetece compartir alguna foto de tu ramo, envíame una foto a avvagarden@gmail.com y lo publico encantada!! Un abrazo!!

    Responder
  2. micasitadelino
    20 mayo, 2014

    Preciosa tu historia, yo conozco las peonias por la revista El Mueble, hace muchos años que la compro y siempre decoran con peonias son una delicia.
    Un besito
    Marga

    Responder
  3. Avva Garden
    20 mayo, 2014

    Muchas gracias micasitadelino, tienes razón, en El Mueble son habituales. Creo que para decorar son perfectas, además duran muchísimo.
    Un abrazo y gracias por comentar,

    Anna

    Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Nos vamos unos días a Londres, de viaje de trabajo, no os vayáis a pensar... Por este motivo no habrá envíos de flor fresca el martes 22. Todos los pedidos hechos entre el miercoles 16 de mayo y el miercoles 23, se mandarán el jueves 24 y llegarán el viernes 25 de mayo. Gracias por la comprensión. Descartar